¿Por qué una banda de rock americano en el sur de España? Esta cuestión bien podría responderse con más preguntas: ¿Por qué se rodaron tantos western en Almería? ¿Quizá porque Almería y California son paisajes intercambiables? Al final, todo consiste en lo que sientas, no tanto en dónde naciste. Hacemos rock americano porque es la música que nos sale de forma natural, es el sonido que siempre recorrió las carreteras de nuestros sueños. Algo que, por lo que sea, no lograron ni el trovo ni el fandanguillo.  

Epi, el perro de Paco del Cerro, otro inestimable colaborador. FOTO:NACHO PARA

 

Bob Dylan, John Fogerty, Gram Parsons, Tom Petty, Neil Young, J.J. Cale, The Byrds, The Jayhawks, The Band… También The Beatles, ingleses, y Van Morrison, irlandés, soñaron su obra escuchando a Elvis Presley, Chuk Berry, Carl Perkins, Little Richards, Ray Carles, Budy Holly… Todos americanos hasta la médula, y sin embargo, todos tan herederos de la ancestral música africana. Nosotros tenemos algo de africanos, mucho más en el fondo que en la forma. Porque la música, abrazada como mera expresión de libertad, se ríe de las fronteras trazadas por el hombre, brinca del río Níger al Mississippi, de Graceland a Liverpool, de Clarksdale a Belfast... ¿A quien puede hoy extrañarle que un tipo de Almería, varios de Cartagena, uno de Barcelona y otro de Buenos Aires se junten para hacer rock americano? ¿Acaso no compartimos las mismas raíces? A lo mejor la música americana no es tan americana como parece, pues Ali Farka Touré, el gran marabú del sonido africano, tocaba eso que otros llamamos blues o eso que otros llamamos flamenco mucho antes de tener el más mínimo contacto con el mundo más allá del misterioso ocre del desierto de Mali.   

 

Bantastic Fand no nace para emular a nadie y tampoco para inventar nada. La pólvora ya está inventada. Eso sí, no somos ni seremos nunca un grupo de versiones, una tribute band, aunque de vez en cuando nos guste recrear a nuestro modo composiciones ajenas. 

El escenario y los instrumentos esperando a los músicos, antes de un concierto en el Cortijo Los Baños, en Lucainena de las Torres (Almería). FOTO: NACHO PARA

Bantastic Fand trata de crear su propio corpus musical, sus propias canciones, su propio sonido, con las deudas estilísticas ya reconocidas pero sin caer en sonrojantes pleitesías. No estamos aquí para agradar a los críticos, ni a los snobs, ni a las radio-fórmulas, ni a la industria, ni a la SGAE, ni a los políticos, ni a los modernos, ni a los managers... Estamos aquí para hacer, simplemente, lo que siempre nos gustó. Y eso, en estos tiempos, ya es mucho decir. El viaje empieza ahora, aunque hace ya mucho tiempo que empezó...